Sabiduría

Iniciar

Los tiempos que vivimos son muy distintos a los que imaginamos. Podemos proyectar y soñar muchas cosas, pero no siempre todo lo que queremos se cumple de la manera como lo deseamos. Los caminos y los tiempos que nosotros imaginamos a veces no son los caminos y los tiempos de Dios. La presencia y las palabras de los ancianos, Simeón y Ana, seguramente llenaron de sorpresa, y tal vez de temor, el corazón de José y María. Los ancianos representan la sabiduría del creyente que sabe reconocer en los acontecimientos que vivimos la mano y Presencia divina. Necesitamos aprender a leer en los acontecimientos de nuestra vida la presencia de Dios. La fe nos hace descubrir a Dios en todo lo que vivimos.

, ,

Publicaciones relacionadas

Menú