La gratuidad es una actitud

Pausar
Nadie te debe nada

La gratuidad es un estado de vida, una actitud, que nace de lo más hondo de nuestro ser cuando el amor ha comenzado a crecer. Ser agradecidos es comprender que nadie nos debe nada, que los demás no son deudores nuestros y que nadie, ni siquiera aquellos que por algún motivo me han quitado o no me han dado lo que necesité, está obligado a darme algo. Nadie, nadie, nadie nos debe nada. Si alguien quiere compartir “algo” de lo que tiene con nosotros es por pura gratitud o generosidad y no por obligación. La gratuidad nos pone en una situación de pobreza espiritual y libertad interior y nos sitúa en la vida con los brazos abiertos para recibir y para dar. Vivir diciendo «gracias» es reconocer que todo lo que sucede y vivimos es para nuestro crecimiento, para hacer aflorar y desarrollar la capacidad de amar.

P. Javier Rojas, sj

, , , , , ,

Publicaciones relacionadas

Menú