Hacer el bien

Iniciar

Nos repitieron tantas veces cuando éramos niños “no hagas eso”, “no seas así”, “no vayas allá” o “no te juntes con…” que parece que nuestra vida se desarrolló sobre una cantidad innumerables de “noes”. La vida es un gran “Si” y la vida en el Espíritu es una gran entrega: “Hágase”. Necesitamos salir del círculo asfixiante de tratar de no hacer el mal, de evitar equivocarnos, de no mancharnos o de no fracasar, y comenzar por hacer el bien. No podemos vivir “evitando”, necesitamos abrir la mente, el corazón, el espíritu y hacer el bien. Si ahogamos nuestra vida con los “noes” ella se muere. Necesitamos hacer el bien, sembrar bondad, realizar buenas acciones, y aprender a convivir con todos. El bien nos nutre y enriquece.

, , ,

Publicaciones relacionadas

Menú