Alimento saludable

Iniciar

¿Qué alimento estás dando a tu espíritu?

Consumimos muchas cosas pero pocas nos alimentan verdaderamente. Debemos cuidar el espíritu y el alma con la misma dedicación con que cuidamos la salud corporal. Así como en nuestro cuerpo el alimento que ingerimos deja su huella, también en lo espiritual encontramos rastros de aquello con lo que lo alimentamos. Si «rumiamos» enojos, rencores, preocupaciones o resentimientos, alimentamos nuestro espíritu de tristeza y dolor. Si gustamos de la confianza, la esperanza y la fe, nuestro espíritu se alegra y se ve saludable. ¿Qué alimento estás dando a tu espíritu? ¿Tienes un espíritu saludable?

, , ,

Publicaciones relacionadas

Menú