Hacer crecer el amor

Pausar
Un estilo de vida

La felicidad es el resultado de una de las experiencias más bellas que podemos tener como personas; la aceptación de todo lo que soy y el abandono del constante reproche por lo que hago mal. Debemos aprender a tener aprecio hacia nosotros mismos, amarnos a nosotros mismos como nos pide Jesús, para alcanzar la felicidad que anhelamos. Necesitamos hacer crecer el amor hacia nosotros mismos para amar a los demás. Solo experimentando el amor hacia nosotros mismos, que nos permite aceptar los errores con humildad, es como podemos amar a los demás sin reclamos ni exigencias. La resurrección de Jesús es el gesto más grande de amor que alguien ha manifestado jamás a otra persona. La resurrección es la manifestación del amor que Jesús tiene hacia cada uno de nosotros. ¿Por qué no amarnos a nosotros mismos con ese mismo amor? Su resurrección renueva nuestra vida en lo más íntimo de nuestro ser y por eso brota la alegría que no es solo una cuestión de ánimo, sino y sobre todo, una actitud espiritual, un estilo de vida.

P. Javier Rojas, sj

, , ,

Publicaciones relacionadas

Menú